LA OCU ENCUESTA A 2.500 CONSUMIDORES SOBRE SU COMPORTAMIENTO ECOLÓGICO Y EL IMPACTO EN EL MEDIO

 La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado una encuesta entre 2.500 consumidores de toda España en la que se evalúa hasta qué punto conocen el impacto que sus hábitos de vida tienen en el medio ambiente. La OCU ha querido saber qué estaría dispuesto a hacer el consumidor para reducir el impacto de su vida cotidiana en el medio ambiente; qué energía le gustaría utilizar en el futuro; o a qué hábitos estaría dispuesto a renunciar para mejorar nuestro entorno.

 

Es preocupante, a juicio de la OCU, que el 51% de los encuestados declare no saber qué hacer para ahorrar agua. Además, otro dato relevante es que el 50% de los consumidores domésticos piensan que aunque se hagan esfuerzos desde los hogares para reducir el consumo, de nada sirve si los agricultores y la industria no hacen o mismo. Finalmente, una buena parte de los encuestados dice no estar interesados en las medidas ahorradoras del agua, bien porque piensa que estas medidas son caras (38%), porque reducen la comodidad (22%) o porque son complicadas (21%).

Preguntados por qué fuente de energía sería la mejor para producir electricidad, la gran mayoría (un 93%) se decantó por la solar y más del 80% por la eólica. El 71% se mostró en contra de la energía nuclear: no les gustaría que en el futuro la electricidad procediera de esta fuente; si bien, a juicio de la OCU, resulta sorprendente que un 28% de personas relacionen, de forma completamente errónea, la energía nuclear con la emisión de CO2.

( Retroceder )